AcupunturaLa Acupuntura: Es una técnica milenaria que consiste en la inserción de finísimas agujas en puntos de acupuntura del cuerpo. Dentro de las técnicas aplicadas, además de usarse las agujas para tonificar o dispersar los puntos de acupuntura, pueden usarse otras técnicas como: la moxibustión, el martillo de 7 puntas, las ventosas, la guasha, etc. Todas éstas técnicas tienen como objetivo la restauración de la salud.

La medicina china está muy influenciada por el taoísmo y el confuncionismo. Por ello conciben la vida y el cuerpo como un todo, estando los órganos y las vísceras relacionados entre si. La medicina china se fundamenta en el Yin y el Yang, los cinco elementos y los Zang Fu (órganos y vísceras). Según su concepción, la energía recorre los meridianos, los vasos maravillosos… y a través de las técnicas descritas, se actúa en los meridianos que tienen una influencia directa sobre el órgano que lo rige.

Para hacer un diagnóstico, se hace un interrogatorio, se analiza el pulso y la lengua, así como también es necesario el método de observación corporal: piel, cabello, etc. A través del diagnóstico y las teorías fundamentales de la MTCH, se establece un síndrome el cual será fundamental para la selección de puntos a tratar.

Actualmente existen muchos estudios que avalan la eficacia de la medicina china en un amplio abanico de patologías, destacando el tratamiento del dolor. La OMS reconoce su efectividad en amplio espectro de enfermedades.

Algunas de las patologías que se pueden tratar con acupuntura son las siguientes:

Resfriado

Asma

Alergia

Apoplejía

Parálisis facial

Odontalgia

Bruxismo

Espasmo del músculo facial

Neuralgia de trigémino

Artritis

Trastorno de articulaciones

Periartritis de hombro

Tendinitis

Problemas musculares

Dolor cervical

Ciática

Lumbalgia

Cardiopatía coronaria.

Hipertensión

Problemas de Tiroides

Edema

Obesidad

Abstinencia de tabaco, alcohol y drogas

Estreñimiento

Dolor abdominal

Síndrome climaterio.

Falta de leche

Hiperplasia de la glándula mamaria

Menstruación irregular

Vértigo

Fatiga crónica

Emisión seminal

Eneuresis

Incontinencia

Infertilidad

Impotencia

Cefalea

Acúfenos

Faringitis

Tos

Acné

Psoriasis

Circulación

Bradicardia

Taquicardia

Disnea

Arritmia

Fibromialgia

Convulsiones

Odontalgia

Hemorragia

Problemas de memoria

Somnolencia

Insomnio

Déficit de atención e hiperactividad.

Ansiedad

Depresión

Diabetes

Gripe

Hipo

Dolor en los hipocondrios

Vómitos

Reflujo gastroesofágico.

Hemorroides

Diarrea

Herpes zoster

Dermatitis

Urticaria

Cloasma

Cáncer

Amenorrea

Dismenorrea

Etc